sábado, 10 de marzo de 2018

El Cuento Real de Disney: Capítulo 02 ~ Cenicienta

¡Buenas lectores!
Lamento no haber podido traeros muchas novedades en esta semana, el curso de fotografía me ocupa toda la tarde y las mañanas pasan demasiado rápido como para que me dé tiempo a hacer muchas cosas. Pero os voy a traer otra historia de esas macabras para los que nos gusta saber la verdad de los cuentos que inspiró a Disney.

~ CENICIENTA ~

Como todos los cuentos antiguos, a lo largo de los años, se han hecho una infinidad de adaptaciones o cambios al original. En teoría la verdadera historia pudo tener origen en el antiguo Egipto con "La historia de Ródope" ya que es muy similar al cuento que conocemos.
En 1697 El francés Charles Perrault escribió dicha historia aunque la hizo un poco en versión culta sin cosas macabras ni nada por el estilo y esta versión es la que usó Disney para adaptarla a la película que ya conocemos.
Ahora bien, en 1812 Los hermanos Grimm crearon dicha historia con ese deje macabro que nos encanta y es la que voy a contaros.
La historia comienza mencionando a la madre de Cenicienta, la cual se casó con un hombre muy rico, la mujer enferma y en su ultimo momento de vida llama a su hija para decirle que sea muy buena y que ella la estará velando desde el cielo. Cuando muere, su hija va todos los días a llorar y rezar a la tumba de su madre y así pasa cerca de un año cuando su padre se vuelve a casar con una mujer de espíritu maligno que viene a su casa con sus dos hijas que son realmente bellas pero igual de malas que su madre.
La madrastra consigue poner en contra de Cenicienta incluso a su propio padre. Las hermanastras se adueñan de sus vestidos y la obligan a dormir en la cocina por que no quieren ni verla. Durmiendo al lado de la chimenea con un blusón, se acaba llenando de ceniza y por eso mismo la acaban llamando Cenicienta. La pobre huérfana se encarga de todas las labores de la casa y todos los días se escapa durante un ratito a llorar y rezar a la tumba de su madre.
Un día, el padre tiene que irse a una feria y le pide a sus hijastras que es lo que quieren que les traiga de su viaje "Hermosos vestidos" y "Joyas y perlas" fueron las respuestas, el padre le pide a Cenicienta lo mismo y ella responde que la primera rama que le toque el sombrero.
Así el padre después de su viaje, al volver nota como una ramita de avellano le da en el sombrero, lo corta y se lo guarda. Cuando llega a casa le da los regalos a sus hijas y Cenicienta planta la ramita al lado de la tumba de su madre, la cual crece al ser regada con sus propias lágrimas. Cuando el avellano ya es grande siempre hay un pequeño pajarito blanco esperando a Cenicienta el cual le concede lo que la chica pide.

El Rey prepara una fiesta de tres días para que el príncipe encuentre esposa y llama a todas las chicas bellas del reino. Las hermanastras están muy ilusionadas y Cenicienta también quiere asistir al baile, pero la madrastra le dice que ella no sabe bailar, está muy sucia y no tiene ningún vestido. Le tira un plato de lentejas en las cenizas de la chimenea y le dice que si las recoge todas antes de dos horas puede ir con ellos, Cenicienta llama a los pajaritos, aves y palomas para que la ayuden y en menos de dos horas la tarea estaba realizada, la madrastra se sorprende y vuelve a realizar lo mismo pero esta vez con dos platos, Cenicienta vuelve a llamar a los pájaros, aves y palomas y la vuelven a ayudar. Cuando termina va a su madrastra y clara y concisa la madrastra le dice que no puede ir con ellos y se van al baile dejando a Cenicienta sola en casa. Ella va a llorar a la tumba de su madre y le pide al pajarito blanco un vestido precioso de oro y plata, el cual el pajarito le concede, ella se viste rápidamente y va al baile.


El príncipe al verla baila con ella y no acepta a ninguna pretendiente más, pero al dar las doce, Cenicienta sale corriendo y el príncipe la persigue hasta un palomar donde ella se esconde. El padre de Cenicienta ve al príncipe y él le dice que allí se encuentra la princesa con la que ha bailado, el padre se pregunta si puede ser Cenicienta y derriba el palomar, pero allí no hay nadie, ya que Cenicienta escapó por detrás, dejó su vestido en la tumba de su madre y se fue a dormir a la cocina, donde la encontraron después.

Llega el segundo día del baile y Cenicienta vuelve a pedir otro vestido al pajarito, el cual se lo concede y vuelve a bailar con el príncipe, pero al dar las doce ella vuelve a escapar trepando a un maravilloso peral, el príncipe espera al padre y le dice que allí está su princesa, el padre corta el peral esperando que en la copa estuviera la muchacha y se vuelve a preguntar si será Cenicienta, pero allí no había nadie ya que ella había escapado, dejando el vestido en la tumba y se durmió en la cocina donde la volvieron a encontrar.
Llega el tercer día del baile y pasa exactamente lo mismo, pero esta vez al intentar escapar, el príncipe que había sido listo había embadurnado las escaleras con pez (parecido al alquitrán), y un zapato de ella se queda pegado. Así pues, el príncipe va a la casa de la chica y habla con los padres preguntando que le presenten a sus hijas para probarles el zapato.
La primera se prueba el zapato pero el dedo gordo del pie no le entra, por lo que su madre le dice que se corte el dedo para que le entre el zapato, así hace y el principie al ver que le entra el zapato se la lleva en el caballo, al pasar por el avellano de la tumba de la madre de Cenicienta dos palomas blancas le dicen que se fije en el zapato que hay sangre y que la verdadera novia sigue en la casa. Da la vuelta y la otra hermanastra se prueba el zapato pero no le entra el talón así la madre la obliga a cortárselo y el príncipe se la lleva, pero al pasar por el avellano las palomas vuelven a decir lo mismo. El príncipe dice que si hay alguna otra muchacha en la casa y el padre dice que si, de su antiguo matrimonio, la madrastra no quiere que la vea por que está sucia, pero el príncipe exige que se la traigan, Cenicienta se lava las manos y la cara, sale y se prueba el zapato delante del príncipe, el zapato le entra a la perfección, la reconoce y se la lleva al castillo.

El día de la boda, las hermanastras la acompañan para que las perdone pero Cenicienta lleva dos palomas apoyadas en sus hombros las cuales les pican a las hermanastras ambos ojos, dejándolas así ciegas para siempre.


Si leísteis el cuento original de Blancanieves y ahora este, os daréis cuenta que los hermanos Grimm muy originales no eran, ya que sus cuentos son muy repetitivos y casi siempre pasa lo mismo una, dos y tres veces, pero con contextos distintos.
Lo que me gusta es que el padre en este cuento si está vivo, pero es un poco (demasiado) calzonazos como para tratar como un despojo a su propia hija, solo por la segunda mujer.
Yo por ejemplo si sabía la parte en la que las hermanastras se cortaban parte de los pies, pero no sabía que las palomas las dejaban también ciegas, por lo que al leer el cuento me he llevado una sorpresa, y a mi parecer a la bruja de la madrastra también le hubiera hecho algo malo, ya que había sido una asquerosa con la pobre muchacha.
Me parece gracioso que Cenicienta al contrario que en la película no estaba encerrada en ningún sitio cuando vienen a probar el zapato, por lo que podía salir cuando quisiera y decir "Oye que soy yo la que bailó contigo" pero la jodía se queda ahí escondida esperando el show de las hermanastras.
Me parece muy curioso como del cuento original sacaron esa versión tan light y dulce que vimos en pantalla ¿no creéis?

Así que con esto mis queridos lectores, termino con la verdadera historia de Cenicienta..
¿Conocíais el cuento original?
¡Nos leemos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario